En el universo, todo tiene colores y texturas. En una escena 3D, el nivel de detalle y realismo que se obtenga, dependerá no solo de la habilidad de quien texturice, sino también de la optimización del tiempo y del trabajo que se realice.
En este capítulo, se propondrán temas y conceptos de suma importancia, que podrán servir de gran ayuda al momento de texturizar.

Be Sociable, Share!